Las brujas en la historia y el arte

7 julio, 2020
Las brujas en la historia y el arte

La historia de las brujas es una que conocemos todos, aunque sea vagamente. En el imaginario colectivo, vemos a las brujas como mujeres malignas, usualmente físicamente desagradables que adoraban al demonio. Esto se debe, no solamente a la forma en la que han sido retratadas en el arte plástico, sino también a lo que se ha escrito de ellas.

Sin embargo, las brujas generan una fascinación en miles de personas, no solamente por la parte histórica, de lo que hablaremos más adelante en profundidad, sino también por la curiosidad que produce una mujer con poderes mágicos, sean utilizados para el bien o para el mal.

Partiendo de esa curiosidad y fascinación, las brujas se han convertido en ícono no solo de la lucha de las mujeres, sino de la simbología histórica de fechas como el Halloween o el carnaval, pues suelen ser las grandes protagonistas de la noche, sea la imagen de las brujas tradicional o la imagen moderna que se le ha dado a las brujas, para convertirlas en algo más cercano al tiempo actual y a la verdadera historia.

Para conocerla más a fondo, La casa de los Disfraces nos habló sobre la historia real de las brujas y cómo su imagen se ha ido cambiando a lo largo de la historia.

La imagen negativa de las brujas

En la historia, las brujas se han visto como la imagen puntual de una  mujer vieja, fea, sexualizada, pecadora y malvada. Cuando en realidad, esta imagen comenzó a construirse durante la edad media, con la edificación de las culturas occidentales del continente europeo.

Antes de esto, las brujas eran consideradas mujeres “normales”, que más bien cumplían una función importante en sus respectivas comunidades, pues eran las encargadas de la salud de sus habitantes, ya que eran grandes conocedoras de las propiedades medicinales de la naturaleza. Esto comienza a cambiar cuando la iglesia empieza a tomar espacios bajo la certeza de que sólo Dios puede curar el cuerpo y el alma, por lo que estas mujeres dejaron de ser pilares de su comunidad, para ser denominadas malditas, novias del diablo, envenenadoras, conspiradoras y enemigas de la religión.

Expandiendo el mensaje equivocado

La iglesia comenzó a desmeritar el trabajo de las mujeres sanadoras, y gracias a la imprenta, su mensaje comenzó a llegar a muchas más personas. Con documentos como Malleus Maleficarum escrito por dos frailes dominicos, que en sus escritos propagaron un pánico general con respecto a las prácticas de la brujería y a demonizar las tácticas sanadoras de las mujeres de la época.

Este tipo de documentos acompañados con una “buena” imagen, lograron crear en el imaginario colectivo de la gente de la época, lo que a día de hoy conocemos como la apariencia física de las brujas.

El Arte y las brujas

Una de las primeras imágenes de brujas, viene de la mano de un grabado llamado Las cuatro Brujas, hecho por Albrecht Dürer en 1497 y que acompañó al documento Malleus Maleficarum en sus múltiples ediciones impresas. Otro gran artista creador de la imagen visual de las brujas es Pieter Brueghel el viejo, quien con sus obras implantó como acompañantes inseparables el caldero y la escoba que parece siempre acompañarlas, siendo las más famosas Santiago en la cueva del brujo y Santiago y la caída del brujo.

Muchos artistas más, basaron sus obras relacionadas al tema, en la forma que Brueghel plasmó a las brujas, por lo que, se comenzó a ver frecuentemente a brujas con escobas, calderos y rodeadas de niños siendo partícipes en ritos, demonios, pactos con el diablo, calaveras y demonios. Esta imagen, más toda la incertidumbre que rodeaba el tema, ocasionó que miles de mujeres fueran condenadas a muerte, sin juicios previos.

La caza de brujas

El terror creado y distribuido  en documentos, imágenes como las que comentamos antes y la iglesia haciendo hincapié en lo peligroso de las brujas, logró que se generara un fenómeno llamado “la caza de brujas”. Esta persecución de la brujería llevada a cabo entre finales del siglo XVI y comienzos del XVII hasta inicios del siglo XVIII llegó a ser la causa de un importante -aunque de difícil precisión- número de víctimas.

Cuantificar la cantidad de víctimas ajusticiadas bajo la acusación de brujería es muy difícil, según distintos historiadores la cantidad puede ir desde  60.000 o 100.000, aunque según otros pueden llegar hasta el millón, aunque mucho se ha discutido y descartado sobre estas cifras. Ahora bien, sea como sea, entre las sospechas, denuncias, y procesos (alrededor de 200.000 juicios según algunas fuentes) en los que se vio involucrado un número nada discreto de personas, hacen de la «caza de brujas» un episodio de la historia que no solamente está relacionado con la creencia o las expresiones culturales, sino que también muestra las esencias doctrinales de las religiones mayoritarias de la época.

Las Brujas en España

España, como todos los países europeos, tiene un lugar en la historia de las brujas, sin embargo, nuestro país tiene una historia particular que vale la pena conocer y que se desarrolla en Zugarramurdi, un pequeño pueblo ubicado entre la Montaña Navarra y el Mar Cantábrico. Este pueblo es conocido mundialmente porque en 1610, 31 vecinos fueron acusados de ejercer la brujería por el Tribunal de Logroño de la Inquisición.

El «Pueblo de la Brujas», es famoso por ser el escenario del juicio público de las ‘brujas de Zugarramurdi’. En el que once de los acusados fueron quemados en la hoguera, 6 vivos y 5 en efigie. Después del juicio, el pánico creció como la espuma, por lo que para 1612 había 5.000 inculpados de brujería en la zona. En 1614, todos los acusados son expulsados, acabando así con el mayor y último proceso en contra de la brujería en la historia de la Inquisición española.

Zugarramurdi tiene un atractivo particular por su historia y a día de hoy, es un punto interesante de visitar, que tienen que ver con las brujas de la época, por lo que les hacemos una pequeña lista de los lugares más interesantes del pueblo:

La Cueva de Zugarramurdi: Se trata de un complejo kárstico superficial. En el Proceso Inquisitorial de 1609 a 1614 se mostraron estas galerías como pruebas de que allí se hacían los famosos aquelarres y distintas fiestas paganas.

El Museo de las Brujas: Inaugurado en 2007, este espacio situado en un antiguo hospital rehabilitado, busca compartir y perpetuar de una forma respetuosa y amena, el difícil episodio vivido en el pueblo, mientras que homenajea a las víctimas.

Visitar el pueblo y conocer su historia, nos acerca también a la historia de nuestra país, por lo que considerarlo un lugar por conocer, nos ayudará a comprender la visión que España tiene sobre las brujas.

La imagen de las brujas en la actualidad

Desde hace unos años, la imagen de las brujas se ha venido cambiando. Y mucho tiene que ver con el cambio social que se ha venido desarrollando en la actualidad, por lo que se ha buscado trabajar en cambiar la imagen de las brujas y acercarlas más a las mujeres que fueron antes de que su conocimiento y su independencia, se consideraran signos de maldad.

La televisión, los cómics, el cine ha tenido mucho que ver con darle una perspectiva diferente al imaginario colectivo de cómo deben verse o cómo son las brujas y este cambio ha beneficiado la capacidad de la gente de verlas utilizando un cristal diferente. Por lo que haremos un recorrido breve por lo que podemos ver y que nos hará disfrutar del universo de las brujas en la pantalla:

Charmed o Embrujadas: Cuenta la historia de las hermanas Halliwell que descubren los poderes que ha tenido su familia por generaciones. Fue una de las series pioneras en temática de brujas, su primer episodio se emitió en 1998 y el último en 2006. En el 2018 se estrenó un reboot de la serie que nos muestra a una nueva generación de hermanas Halliwell.

Sabrina, la bruja adolescente: Cuenta la historia de la joven Sabrina Spellman, quien vive con sus tías y que descubre sus poderes con 16 años, su primer episodio fue emitido en 1996 y el último en 2003. Esta serie también regresó a las pantallas de la mano de Netflix, con una trama mucho más oscura y un cambio en su nombre que ahora es: El mundo Oscuro de Sabrina.

Motherland, Fort Salem: Una serie estrenada este año, en el que nos adentramos en un mundo donde las brujas no fueron cazadas, sino a las que se les permitió descubrir y explorar sus poderes, convirtiéndose en miembros invaluables de la historia y en una fuerza militar de élite que mundialmente que busca proteger a los ciudadanos de una célula terrorista también de brujas.

Así como estas, hay muchas más series y películas que tienen que ver con brujas y de las que podemos disfrutar de la nueva imagen que se les ha otorgado o de las brujas tradicionales que tanta curiosidad y buenas historias nos han  regalado.