Sueño cumplido: viendo «El Lago de los Cisnes»

COMPÁRTEME 

Sueño cumplido: viendo «El Lago de los Cisnes»

De pequeña, mi esposa practicó ballet durante muchos años hasta que por culpa de varios y seguidos esguinces de los ligamentos lateral y medial del tobillo que se volvieron crónicos tuvo que dejarlo. Pero, siempre le quedó esa cosita, esa nostalgia de no haber podido continuar con lo que era su pasión… De hecho, ella nunca ha dejado de bailar aunque ya no fuera de manera profesional y, por otra parte, mi esposa se dedica a la música. Música y danza van en cierto modo ligadas, ¿no? Dicho esto, y como en septiembre de este año 2017 celebrábamos nuestros 20 años de casados (Bodas de Porcelana), decidí hacerle un regalo que jamás olvidaría: cogí una entrada para ir a ver el mítico y famosísimo Ballet de Moscú en Barcelona, ya que allí era donde este grupo iba a interpretar la versión original de El Lago de los Cisnes, de Tchaikovsky, una obra maestra del compositor ruso conocida a nivel mundial y que cuenta la historia de amor imposible en cuatro actos del príncipe Siegfried y de Odette.