Lecturas para despejar la mente este otoño

29 septiembre, 2017
Lecturas para despejar la mente este otoño

Cuando nos encontramos mal psicológicamente, no nos sentimos fuertes o incluso tenemos problemas para dormir, conviene acudir a terapia con un especialista. Yo misma lo hice hace unos años con el psiquiátra José A. Hernández, en Alicante, mi ciudad. Me lo había recomendado una amiga que había pasado por un duelo muy difícil, ya que había enviudado muy joven, al poco de casarse, y lo cierto es que me fue muy bien. Me dio unas pautas para reforzar mi autoestima y, sobre todo, me insistió mucho en que, para no volver a caer en la depresión (ya que las personas que la han sufrido tienen papeletas para volver a padecerla), tratase de evadirme para no pensar en aquellas cosas que me provocaban ansiedad, como el trabajo, en mi mayor afición: la literatura. Esta es perfecta para sumergirse en nuevas historias que nos hagan no tener la cabeza en aquello que nos preocupa por un buen rato. La literatura es, desde mi punto de vista, una gran terapia para sentirse bien, por eso hoy vamos a hablaros de algunos de los mejores libros en los que sumergirse durante este otoño, un estación muy propicia para la tristeza ya que su climatología lleva siempre a la melancolía.

  • La banda de los niños, de Roberto Saviano. Con valentía, este autor afamado por escribir sobre la realidad de la mafia en Italia, vuelve a un territorio que conoce bien para dejar un nuevo testimonio. La suya es una novela sobre la realidad, una ficción que se convierte en crónica de la podredumbre cotidiana de Nápoles, una ciudad corrompida, corroída, en la que la sangre se paga con sangre y el destino parece trágicamente escrito en forma de reformatorio, cárcel o tumba; una ciudad que son muchas ciudades, muchas periferias: las de Londres y París, Madrid y Buenos Aires, Nueva York y Ciudad de México, convirtiendo esta novela salvaje y honesta en una rotunda llamada de atención colectiva. Saviano viaja en este libro al Nápoles de hoy, una ciudad bella y terrible: es el reino de la camorra, y los chicos que crecen allí lo hacen bajo su influjo. Una pandilla formada por diez de ellos se lanza a la conquista de la ciudad: provienen de familias normales, les gusta lucir calzado de marca y tatuarse el símbolo de su banda. Liderados por Nicolas Fiorillo, alias Marajá, el grupo de adolescentes utiliza las motos como los forajidos de las películas del Oeste usaban los caballos: invaden las aceras, atropellan a peatones, se escabullen por las estrechas calles del centro histórico. Quieren hacerse con una parte del negocio del tráfico de drogas y la extorsión, y aprovechando el vacío que han dejado algunas familias se alían con un viejo jefe de clan para iniciar su ascenso.
  • En El truco, de Emanuel Bergmann, nos encontramos con dos ciudades y dos épocas. Dos personajes cuyos destinos se cruzan: un niño dispuesto a creer en todo y un anciano que ya no cree en nada. Las dos ciudades y las dos épocas son Praga en 1934 y Los Ángeles en 2007. El anciano que ya no cree en nada es el gran Zabbatini, un mago procedente de una familia de rabinos que, cuando era niño y se llamaba Moshe, quedó fascinado por un legendario ilusionista de circo que visitó la ciudad y acabó actuando ante Hitler y viviendo una intensa y dolorosa historia de amor y trágicas peripecias en la Europa ocupada por los nazis. El niño dispuesto a creer en todo es Max Cohn, tiene diez años, su abuela sobrevivió a los campos de concentración de pequeña y sus padres están a punto de divorciarse. Y cuando Max descubre entre trastos viejos un disco de conjuros y trucos del gran Zabbatini, se empeña en buscarlo para que le ayude a salvar el matrimonio de sus padres y lo localiza en una residencia de ancianos…

Las novedades más jugosas

En octubre se publicará la perturbadora obra de Ivan Jablonka Laëtitia o el fin de los hombres, un libro único e inquietante galardonado con los premios más prestigiosos, que, según Lire, constituye “probablemente la obra de no ficción criminal más importante desde El adversario de Carrère.

En noviembre, por su parte, daremos la bienvenida a Karolina Ramqvist, que se ha consagrado internacionalmente con La ciudad blanca, un thriller literario escrito con precisión glacial. Además, Conviene tener un sitio adonde ir reúne textos periodísticos y ensayos literarios de Emmanuel Carrère escritos entre 1990 y 2015: imprescindible para incondicionales y para interesados en la relación entre periodismo y literatura.

La cosecha otoñal traerá también un generoso surtido de recopilatorios: los «Compendium» de Douglas Adams, con Los autoestopistas galácticos, que reúne las tres primeras novelas de su insigne y casi homónima saga; de Charles Bukowski, con Chinaski, donde se narra la forja del alcohólico, mujeriego y misántropo álter ego del autor; y Emmanuel Carrère, con las turbadoras historias, basadas en hechos reales, de El adversario, Una novela rusa y De vidas ajenas.